que es el blown rubber

¿Qué es Blown Rubber?

El Blown Rubber

Todos sabemos que los atletas más exigentes miran sus zapatillas con lupa, y el Blown Rubber no es un tipo de material que vean con buenos ojos. Pero, antes de centrarnos en el por qué, te vamos a explicar exactamente qué es.

✅ Se trata de una goma en cuyo proceso de fabricación se le inyecta aire,

con tal de hacerla más flexible y liviana.

Estas pequeñas cápsulas de aire suman un poco al cojín de cualquier amortiguación, pues la goma está a un par de procesos de convertirse en la espuma que tanto nos gusta.

¿Vale la pena El Blown Rubber?

Tras esa definición, parece que todo lo que aportan es bueno. Sin embargo, el Blown Rubber tiene sus defectos, y algunos opinarían que más defectos que ventajas…

Pros

Esta goma es conocida por dar muchísima comodidad a todas zapatillas que la incluyen. Es suave y, si se la presiona con un dedo lo suficiente, se puede notar ese cojín que nos hará correr entre nubes.

Por este motivo se suele usar en zapatillas voladoras,

¡es ligero, estable, ofrece buena tracción y no resta flexibilidad!

Una gran ventaja es que ese cojín no baja puntos a la estabilidad de las zapatillas. Parece imposible, pero es cierto, aporta un gran nivel de estabilidad y flexibilidad sin resultar peligroso para los atletas.

Contras

No obstante, la durabilidad del Blown Rubber es, en muchos casos, de las mínimas. Entre los materiales que sí funcionan para zapatillas profesionales, especializadas y para atletas, diríamos que no es nada recomendado. Ese mismo cojín se desgasta muy rápidamente cuando un atleta hecho y derecho las usa como su zapatilla regular.

Y es que la suavidad del aire inyectado cede muy fácilmente a la fricción 🙁

La fricción es, básicamente, el proceso de frotar dos objetos muy rápidamente. Ese calor que sientes en tus manos cuando las frotas se multiplica por mil cuando corres a velocidad sobre una superficie caliente y áspera, como el asfalto.

La fricción es de lo más normal al correr, pues estamos haciendo movimientos muy rápidos y repetitivos contra una superficie dura. Así que, cuando una suela es demasiado liviana y flexible, es más vulnerable a desprenderse con el calor.

¿Qué sucede después del calor? Pues que se gastan las esas pequeñas inyecciones de aire y el plástico se pone rígido, como si estuviese al sol. Entonces se crean grietas en la suela y sucede lo peor:

¡Se cae la suela, de pedacitos en pedacitos!

La recomendamos para deportistas y atletas que no alcancen altas velocidades, es un material para novatos y amateurs, no para profesionales.

contenido Running