¿Qué es el trail running, en qué consiste?

El trail running consiste en correr en montaña. No trotar, no caminar: Correr.

Sí, habrá momentos en los que caminas o trotas, pero en una carrera lo más común es… Correr 🙂

En sí, es una disciplina que centra al atleta en terrenos extremos y difíciles. Mientras que para correr en cualquier tipo de carrera se necesita una dosis básica de equilibrio, fuerza y voluntad, en el trail las dosis se tienen que doblar.

Esta disciplina se distingue de cualquier otra por la adrenalina y emoción que incluye en cada carrera. Es difícil, no todo el mundo se anima a correr cuesta arriba sobre laderas escarpadas, o en la punta de una montaña con un atolladero a cada lado.

Incluso podríamos decir que se trata de la disciplina más extrema del running y no se debe tomar a la ligera.

¿Para qué sirve el trail running?

trail running que es

El trail running sirve como método de meditación, entre otros. En realidad todo deporte sirve para eso, porque la combinación de respiración controlada y movimientos repetitivos ayuda a que el cuerpo se relaje.

Además, la química del cuerpo cambia cuando hacemos ejercicio. Se disparan hormonas de placer y felicidad, las cuales echarás de menos al momento que abandones el atletismo.

Cuidado: Todo atleta puede sufrir síndrome de abstinencia, gracias a que el cuerpo pedirá las mismas dosis de adrenalina y “felicidad”, constantemente.

Pero, todos los deportes funcionan de la misma manera. El trail como tal te acerca a la naturaleza y te permite, si se quiere, volver a tus raíces. Porque nuestros antepasados corrían por montaña, no creas que no.

¿Cómo empezar a correr trail running?

zapatillas trail running

Lo principal es conseguir unas zapatillas perfectas para entrenamiento. Pensarás que quizá unas zapatillas ligeras te ayudarán a mejorar al principio, pero no, ese es un grave error.

No debes temer el peso de unas zapatillas de trail. Aunque tendrás que correr un poco lento al principio, ten en cuenta que siempre es un error empezar cualquier disciplina pensando que serás uno de los mejores de la noche a la mañana.

Hay muchas zapatillas buenas para competición que superan los 300 gramos. Las Salomon 4 están entre ellas, ¿las has visto? * link *.

No es realista, debes adaptarte al peso de la zapatilla y construir un mínimo de fortaleza en los pies, las rodillas y el resto del cuerpo, para poder optar por más o menos peso.

En pocas palabras, acostúmbrate a correr con peso: Las zapatillas de trail son pesadas, están cargadas de protecciones y tienen una amortiguación mayor a las zapatillas de otras disciplinas.

¿Cómo entrenar trail?

Lo natural es que empieces escalando a los 5 kilómetros, y luego 10. Empieza con una medida modesta, porque sobre entrenar puede traer una lesión, especialmente en esta disciplina.

Para empezar, asumiendo que ya tienes tus zapatillas de trail, deberás buscar terrenos con algún tipo de obstáculo. Que no sean lisos como el asfalto, pero tampoco pueden ser extra difíciles, como el pico de una montaña.

Solo empezar a correr laderas de tierra te marcará una diferencia en el ritmo y la técnica. Así que opta por montañas pequeñas, campos o parques que tengan muchos árboles, porque las raíces son un buen obstáculo.

Añade más terrenos con más obstáculos progresivamente y estarás en camino a convertirte en un atleta de esta disciplina 😉

¿Por qué el trail running se considera muy competitivo?

maratones y competencias trail running

Si lo que te hemos comentado hasta ahora no te convence, te hablaremos de tres carreras que te abrirán los ojos a lo que significa ser un atleta de trail running.

El Ultramaratón Transvulcania, en Las Canarias:

La primera está relativamente cerca, pero no por eso resulta muy fácil. La mayor altura que se alcanza supera los 2.000 metros, dura unos 75 kilómetros aproximadamente y cuenta con un terreno muy diverso en el que atravesarás playas, montañas y ríos.

Si bien al terreno no le faltan subidas y bajadas, hay que tener en cuenta que el suelo tiembla cada tanto. Eso resta un par de puntos a la estabilidad de cualquier atleta.

El Mourne Skyline MTR, en Irlanda:

Esta podría parecer la más accesible y amistosa, porque son solo 35 kilómetros y eso es algo que un buen atleta cubre en un parpadeo… Pues no.

El problema no es la distancia a la meta, sino que entre ella y la línea de partida hay unos 9 picos de montaña por los que el atleta deberá subir y bajar, constantemente. Se alcanza una altura máxima de 800 metros aproximadamente, el terreno a correr es granito y puedes contar con que el frío irlandés te acompañará en cada tramo del camino.

Recuerda que el suelo es granito, en su mayoría, así que los bastones de trail no van a ser de mucha ayuda.

Marathon Des Sables, Marruecos:

En esta carrera no hay grandes subidas y bajadas, es desierto así que podría ser más llevadera. De nuevo, no hay que confiarse.

Se trata de 250 kilómetros de carrera en el desierto, donde la temperatura cambia abruptamente de día y de noche. Y cuidado con esto, porque de día hacen 40 grados y de noche -40.

Además deberás estar alerta por las tormentas de arena (Un atleta se perdió en una, tardaron 9 días en encontrarlo) además de llevar un equipo a prueba de fallos (Dos atletas perdieron su vida al perderse). Y con “un equipo”, nos referimos a todo el equipo que creas necesario.

Es decir, lo más importante en esta carrera es llevar unas zapatillas bien transpirables, pero sobre todo un GPS.

¿Cómo prepararse para una carrera de trail running?

Lo más importante es encontrar ese equilibrio de nervios y pasión, que te ayudará a preparar todo lo necesario sin perder el enfoque. Sabemos que practicar cualquier deporte tiene una inversión, pero perderás esa inversión más rápido si dejas que te coman los nervios.

Otro elemento muy importante es la honestidad. Si sabes que no vas a poder culminar la carrera sin causarte una lesión, no te obligues a hacerlo.

La mayoría de los atletas ya experimentados utilizan muchas técnicas para correr maratones. Investígalas, arma una propia si quieres, y canaliza tus esfuerzos en alcanzar pequeñas metas dentro de la estrategia.

No saltes a correr y ya, piensa bien lo que haces y planifícalo. Hoy en día hay mucha información disponible sobre dietas, técnicas y más.

Tres consejos súper útiles para correr en esta disciplina

que es trail running

Como bien te hemos recordado durante todo el artículo, el trail no es fácil y no siempre es seguro. Sin embargo, queremos ahorrarte moretones y rasguños, por no mencionar heridas o lesiones más graves. Así que, si te interesa correr mejor y seguro, presta atención a estos tres consejos:

¡Detente!: Observa el terreno

No cometas el error de salir corriendo y subir velocidades como si tu cuerpo fuese de titanio. Eres de carne y hueso, no eres tan frágil como el cristal, pero puedes hacer daño.

Más allá de que la propulsión de tu velocidad podría hacer que una herida sea más grave, porque es mayor la fuerza de impacto, siempre debes tener en cuenta el camino.

Toma un descanso, detente y observa bien lo que tienes que recorrer. ¿Tiene salientes filosas, es un terreno arenoso y resbaladizo, o se trata de un río? Solo un loco correría de largo, de la misma manera, sobre los tres tipos de terreno sin meditar en qué tipo de técnica le conviene aplicar en cada uno.

La diferencia entre correr, caminar y trotar, salva vidas

Puede que ya conozcas el terreno al que vas a correr y pienses que observar no es tan importante. Está bien, cada quién tiene su opinión al respecto, pero no deberías subestimar la importancia de controlar los ritmos al correr.

Reserva los frenazos de golpe y demás para los momentos que sean realmente necesarios. La montaña era una ayer y será otra hoy, probablemente te encuentras con que llovió o hubo un pequeño derrumbe. Concentrarte en que tu salud y bienestar dependen enteramente de tu velocidad y tomar precauciones al respecto, puede salvar tu vida.

Camina cuando tengas que caminar, corre cuando tengas que correr y aplica lo mismo al trote. Es mejor llegar tarde a la línea de llegada, que salir de la carrera en ambulancia.

Aprende a respirar: Corre con buen ritmo, no rápido

La respiración es esencial para mantenernos alerta, concentrados y rendir más en la carrera. Es cuestión de física que mientras más se repite un movimiento, más fuerza de inercia se tiene.

Al final del día no importa tu meta, porque acabarás corriendo más rápido y mejor mientras logres mantener tu ritmo y técnica. Y, te tenemos noticias, todo lo que tiene que ver con ritmo y técnica parte directamente de la respiración.

Es decir, si trabajas en mejorar tu técnica, mantener un ritmo y respirar adecuadamente, en algún momento empezarás a correr más rápido por tu cuenta. Quizá ni te darás cuenta de que sucedió, pero es así.

El trail es una disciplina, y la constancia hace que el atleta suba de nivel sí o sí.

Diccionario running