¿Qué es la Tendinitis Aquilea?

La Tendinitis de Aquiles o Tendinitis Aquilea es una de las lesiones más temida por los atletas sobre todo los corredores de fondo. Conforma el 20% de las tendinitis del pie y tiene una incidencia hasta del 50% en fondistas. Esta patología es la inflamación del tendón de Aquiles, que produce un fuerte dolor incluso al caminar, lo que imposibilitaría el entrenamiento cotidiano de los corredores.

Si bien es una de las patologías más comunes en corredores de fondo; no afecta solo a esta población, todo tipo de corredor puede verse afectado, así como a otros deportistas. Esto se debe a que es una lesión por sobrecarga. También si realizamos entrenamientos extensos, aunado a una técnica poco depurada, zapatillas inadecuadas o sobrepeso; este componente anatómico puede lesionarse fácilmente e incluso de manera constate si no tratamos la causa.

Cuando hablamos de tendinitis nos referíamos a una tendinopatía aguda en donde el tendón no ha sufrido cambios estructurales en el mismo. Mientras que una “tendinitis aquilea crónica” realmente llamada tendinosis, es cuando ya hay cambios en la estructura del tendón, y es una lesión más difícil de solucionar.

💡 Algunos estudios hablan de que el termino tendinitis es erróneo; ya que a partir de la tercera semana el tendón muestra cambios estructurales compatibles con una tendinosis sin presencia de inflamación.

¿Cómo reconocer una Tendinitis Aquilea?

Los síntomas de tendinitis aquilea más comunes son: dolor que aparece con la actividad y desaparece en el reposo, inflamación del tendón, una zona (correspondiente al tendón) caliente y rojiza.

En cuanto al dolor, es común que inicie al levantarse en la mañana o después de periodos extensos de descanso. Si no es tan grave puede mejorar un poco al realizar actividad moderada, pero si la actividad incrementa en tiempo e intensidad este aparece nuevamente. Al tomar el tendón a modo de pinza con el pulgar y el índice, y si se mueve hacia los lados se produce dolor instantáneo. También se produce dolor al apoyarse en la punta de los dedos o realizar dorsiflexión del pie.

También se observa rigidez en la zona, la cual es mayor al levantarse. Si continúas tu entrenamiento sin prestar atención o no realizas el tratamiento adecuado de esta lesión se pueden generar “callos” o “tumefacciones” que pueden limitar el movimiento del pie.

Cuando la lesión evoluciona, es decir, cuando ya han pasado varios días/semanas, el dolor se genera en la base del calcáneo (talón); y produce una irritación permanente que se siente al caminar despacio e incluso con sólo rozar el precio.

Causas de la Tendinitis Aquilea

Pueden ser varias las causas, aunque la mayoría de tendinitis son generadas por sobrecarga o la edad, existen otras. Un corredor puede padecer esta patología y no necesariamente estar relacionada con un sobreentrenamiento.

Su origen puede estar dado por factores:

Intrínsecos

  • Persona mayor de 40 años de edad, porque cuando avanzamos en edad la musculatura y tendones presentan menor flexibilidad y riego sanguíneo.
  • Anatomía: pie pronador, supinador, valgo o plano; talón varo o valgo, tendones estrechos o cortos, desbalance pélvico por pierna corta o gesto anómalo al correr.
  • Sobreestiramiento de los gemelos por una dorsiflexión exagerada del pie o falta de estiramiento antes y después del entrenamiento.
  • Mala alineación de cadera, rodilla, tobillo y pie; esto aumenta el esfuerzo que debe realizar el tendón.
  • El tono de los músculos que forman el tríceps sural (gastrocnemio interno, gastrocnemio externo y soleo); esto influye porque al haber un desequilibrio o debilidad se ve afectada la absorción de impactos por el tendón.
  • Anomalías metabólicas como gota o reumatismo.
  • Cuadros infecciosos crónicos.
Tipos de pie que influyen en la tendinitis aquilea

Extrínsecos

  • Mala planificación de los entrenamientos: falta de calentamiento, correr largas distancias sin tener condiciones, subida de cuestas constantemente y sprints de alta intensidad sin descanso entre sesión.
  • Zapatillas inadecuadas: muy rígidas que pueden producir presión directa sobre el tendón; o con poco ajuste y una suela sin consistencia causa movimientos irregulares en el talón, produciendo afección en el tendón.
  • Tipo de terreno para los entrenamientos: los terrenos demasiado duros (asfalto) no absorben el impacto y los que son demasiado blandos (arena) los absorben pero pueden causar inestabilidad. Por eso debes tomar en cuenta: dureza de la superficie, adherencia, inclinación e irregularidad.

Cómo curarla: tipos de tratamiento de la tendinitis aquilea

Lo primero que se debe considerar para el tratamiento es el reposo total la primera semana; podrías realizar reposo activo, pero nuestra recomendación es tomar reposo total inicialmente. Luego de la primera semana se podría pensar en reposo activo.

Tratamiento conservador inicial

La primera semana de tratamiento está enfocada en reducir el dolor y la inflamación, para ello vamos a usar simultáneamente diferentes opciones:

  • Reposo absoluto: como lo mencionamos anteriormente, debe realizarse en la primera semana sobre todo si el dolor y la inflamación son grandes.
  • Crioterapia: aplicación de compresas frías por 15 min, 3 veces al día.
  • Ultrasonido.
  • Masajes de descarga tibial y gemelar.
  • Vendaje funcional: algunas veces se hace necesario evitar apoyar el pie, y por eso el taping juega un papel importante, para evitar la sobrecarga del tendón.
  • Estiramiento suave de la pierna: es el único ejercicio que se recomienda durante esta primera semana, y debes incluir: gemelos, sóleo, peroneos y tibiales. Debes realizarlos sentado o acostado, para evitar generar tensiones estando de pie.

Tanto el ultrasonido y los masajes deben ser aplicados por un profesional de la salud (fisioterapeuta) y además te enseñara a realizar automasaje de descarga.

Tratamiento a partir de la segunda semana

A partir de este momento se puede realizar reposo activo, y el reposo activo no solo incluye volver a retomar el trote a baja intensidad, sino la realización de algunos ejercicios de estiramiento y tonificación. Además de una serie de aspectos/tratamientos a tener en cuenta:

  • Trote suave: si deseas volver a entrenar, debes hacerlo a baja intensidad y sesiones muy cortas; además de tener puesto un vendaje funcional siempre, zapatillas adecuadas y uso de taloneras de descarga, y hacerlo en terreno plano y que provea amortiguación. Debes tener especial cuidado si luego de 5-10 min sientes dolor, por lo que debes cambiar el trote por un paseo.
  • Crioterapia: aplicaras compresas frías luego de cada entrenamiento o jornada de trabajo. Durante 30 min máximo y si es posible con las piernas elevadas.
  • Zapatillas adecuadas: las zapatillas altas/con buena amortiguación reducen la tracción sobre el tendón y su inserción, además ayudara a reducir el impacto constante tanto en el tendón como otras estructuras.
  • Taloneras/plantillas: el uso de ortesis fabricadas de material viscoelástico se adecuaran a la forma del tendón, disminuirán el impacto del talón en el terreno, modificaran/mejoraran la biomecánica y darán estabilidad.
  • Corrección de la biomecánica: es importante que realices un estudio biomecánico de cómo es tu pisada y la manera en que trotas; para así saber con más claridad que está generando la tendinitis, si es algún desbalance anatómico o una mala técnica.
  • El tratamiento quirúrgico será la última opción, en caso de que los tratamientos conservadores no funcionen, se realiza una limpieza abierta del tendón de Aquiles.

Ejecicios

Los ejercicios recomendados son los excéntricos, los corredores normalmente realizan 2 tipos:

  • La posición inicial es con apoyo de un solo pie y la rodilla extendida, sitúas el antepié en el borde de un escalón o muro. Después con el peso de tu cuerpo vas a realizar flexión plantar, desciendo lentamente hasta que el talón quede por debajo del antepié; con la pierna sana vuelves a la posición inicial. (Fig. 1)
  • Posteriormente realizar el mismo procedimiento con la rodilla flexionada. (Fig. 2)
Ejercicios excéntricos para tendinitis aquilea

⚠️Tal vez quieras leer los siguientes artículos:

Última actualización el 2020-11-25 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

1 comentario en “¿Qué es la Tendinitis Aquilea?”

  1. Pingback: Tratamiento de la rodilla del corredor | Ejercicios

Los comentarios están cerrados.